Etiquetas

14 de febrero 1917 Aben Aboo Accidentes Alcázar Alfonso XIII Alloza Almendros Alpuajarra Alpujarra Alpujarra de granada Amor El Palmar Andalucía Animales Antonio Machado Arquitectura Artículos Azorín baile Bandera Bosco Botkin Cádiar calles Calvo Sotelo Camisetas Campeonato de boli Carolina Molina Casa de la Alpujarra Catas Censura Certamen de Gastronomía Cervantes Cesta de Navidad Ciencia Cofradías de Torvizcón Comida Contraviesa Corpus cortijeros cortijos Craviotto Cruz de la Esmeralda Cuatro Vientos Cuentas cuento Cuotas 2017 Curanderos Curas Dalías daños Delantales Dia del socio Dicccionario Dichos Dios Diputación El Quijote Emigración Enrique Morón Entreríos Epifanio Lupión Escuela Escuela Hogar Estado del Cehel Exilio Exorcismo Feli Maldonado Ferias Fernando de Villena Fiestas filosofía Franco Franquismo Fregenite Gastronomía Gil Craviotto Gómez Arcos Granada Gripe 1918 Guerra civil Haza del Lino hermandad Historia Iglesia de Torvizcón impuestos Información jorairátar José Luís Vargas Jubilación Julio Alfredo Egea Juventud karol Wojtyla La Alhambra La desbandada La magdalena de Proust La parva La República La vida LACC Latiguillos populares Libros Límites lobos Lopez Cruces Lorca Lotería Machismo Marbella mayordomas mendigo Metafísica Michel Tournier Milagro Mili Misticos moriscos Mujer Murtas Museos Nacionalismo Natalio Rivas navidad Normas noticias Novela Novelas Nube de la Rábita obispo Órgiva Origen de la vida Otoño Paco Alcázar Palabras moribundas Papa Paso Patrimonio Patrimonio de la Humanidad Patriotismo Pepe Alvarez piostre Poema Poesía Pregón Premios Prensa Presentación Productos alpujarreños Publicaciones Pueblos Ramón Llorente Recuerdos Refranero Refranes Revistas Rita Rubite Rubite 2017 Sainete San Blas siglo XIX socorros Soldados Soportújar sorteos Sorvilán Spahni teatro Terremoto 1884 Toros Torvizcón Tragedias Trovar Trovo Turón Universiadad uvas Vendimia Viajeros videos vino Virgen de Fátima Alpujarra

viernes, 29 de noviembre de 2013

Desde Alcázar a Rubite: el milagro de la Virgen de Fátima de 1951.


Germán Acosta Estévez
Desde que en 1917 tres pastorcillos afirmaron haber presenciado varias apariciones de la Virgen y en una de ellas les comunicó que se construyera una capilla en su nombre en aquel lugar, Fátima se convirtió en uno de los lugares de peregrinación más concurridos de toda la cristiandad. Comienza a ser construida la basílica en 1928 y consagrada en 1953, pero para llevar a cabo tan ingente labor, era necesaria la recaudación de fondos,  así como para la erección de otros templos consagrados a dicha advocación en diversos lugares de nuestra geografía. Surgen, de este modo, los viajes itinerantes de la imagen a la que se le atribuye el apelativo de peregrina.Granada y La Alpujarra iban a ser testigos de varias de esas peregrinaciones en los años cincuenta, relatadas con un lenguaje hiperbólico y exacerbado por los corresponsales de la época. Nos detendremos, para nuestro cometido, en la que tuvo lugar en nuestra tierra en el mes de julio del año 1951.
Tras procesionar por los pueblos del Valle de Lecrín y Lanjarón, los vecinos de Órgiva se hicieron cargo de transportar a la Virgen en un camión y acompañada de varios coches en lo que viajaban las autoridades locales y miembros destacados de la capital alpujarreña. Dicha comitiva fue recibida con el máximo entusiasmo por parte del pueblo orgiveño en la barriada de las barreras y, una vez en la localidad, como era preceptivo, se celebraron numerosos actos religiosos en torno a la efigie de la Virgen. Desde allí parte hacia Torvizcón  acompañada de las autoridades locales y sigue recibiendo manifestaciones de afecto en el camino por parte de Tablones, vecinos del Puerto del Jubiley y otras cortijadas cercanas hasta que se llegó a la capital del antiguo Estado del Cehel: “En la noche del martes comenzó a manifestarse lo que exponemos, en el bellísimo recibimiento que el pueblo de Torvizcón tributó a Nuestra Señora de Fátima, recibimiento que nos dejó por unos minutos altamente impresionados cuando desde el puente que da acceso al pueblo, contemplamos, por el lado izquierdo, una fila interminable de farolillos de papel de varios colores que se movían en la oscuridad de la noche, iluminando el alto monte por cuyas faldas se deslizaba aquella corriente luminosa, y al observar, por el derecho, la brillantez del escalonado pueblo, que, más que humilde lugar, nos parecía ser una ciudad de luz….”Destaca también el cronista del evento, el engalanamiento del pueblo con colchas alpujarreñas y la misa celebrada en la plaza,  repleta de personas de la localidad y cortijos adyacentes, en la que se dieron más de mil comuniones. Tras ese evento tuvo lugar un besamanos y una subasta de palomas que portaban las andas de la Virgen en la que se obtuvo una recaudación aceptable. (1)
El día 11 por la tarde es el pueblo de Alcázar el que recoge el testigo y se sucede la misma dinámica que en los municipios anteriormente visitados. El día 12, a las 8 de la tarde se  traslada a hombros por los vecinos del pueblo durante los cinco kilómetros que hay hasta llegar a la Venta de las Tontas (hoy Venta Cañadas), donde la esperaban alrededor de 2000 personas de los lugares de Rubite, Bargís, Olías y Fregenite: estos tres últimos no tenían previsto acoger a la imagen, pues sus templos estaban en mal estado para tal acontecimiento. Y allí, ante un simple altar improvisado, tiene lugar el momento más emocionante de esta visita, el de la curación de la niña de 12 años, Amparo Sánchez Martín, natural de Fregenite y que pertenecía a una familia muy humilde. Sus padres, tras haber visitado a muchos médicos de Granada con el propósito de que le restituyeran el habla a su hija sin obtener ningún beneficio ni avance, depositaron todas sus esperanzas en plano religioso y acudieron a ese encuentro con la Virgen de Fátima en la confluencia de las carreteras de Alcázar y Fregenite Con la de Tablate-Albuñol. Tras once meses sin hablar, después de un tremendo accidente mientras se bañaba en una alberca, lanzó un fuerte grito de alabanza a la virgen, coreado por los asistentes al acto, muchos de ellos conocedores del impedimento que sufría la chica:    ¡¡Milagro, milagro! ¡Viva la Virgen peregrina! ¡Viva la Virgen Blanca! ¡Viva la madre de los afligidos!). (2)
Vista panorámica de Fregenite
En calmándose un poco los ánimos, los vecinos de Rubite, con su alcalde, José Lachica a la cabeza, y acompañados por el secretario, el juez, jefe del puesto de la Guardia Civil, médico y maestros del pueblo se hicieron cargo de la imagen y la transportaron a hombros durante los 8 Km que distaba la localidad, llegando a la una de la madrugada. El padre de la niña sanada acompañó todo el camino a la imagen, arrodillándose de cuando en cuando para dar las gracias y con lágrimas permanentemente en los ojos; eso sí, antes de partir, había entregado a Miguel Ángel Granados, párroco de Alcázar cien pesetas para el templo de la virgen. (Durante la visita en agosto de 1957, la niña del milagro acudió a Órgiva para aclamar a su benefactora).
El día 13 se sale de Rubite a las 8 de la tarde en dirección a Polopos haciendo parada en el Haza del Lino donde se había erigido un notable altar, adornado con mantones de Manila y colchas de seda por parte de los vecinos  y del personal del puesto de la benemérita que entonces existía allí tras la época más activa de la guerrilla antifranquista. En Polopos se repitieron los actos de rezar el Rosario de la Aurora, misa para enfermos o procesión por las calles de la localidad. El día 14 llega la virgen a Sorvilán que estaba engalanado con colgaduras, colchas y artísticos arcos , los cuales mantuvieron ocupadas a las mozas del municipio durante tres días, en tanto que en la puerta de la iglesia se había alzado un letrero hecho a base de rosetas de maíz que rezaba: “¡Virgen de Fátima, sálvanos!. El día 15 se celebró aquí el rezo del Rosario, Viacrucis y misa de enfermos con una coral de muchachos del pueblo acompañados de orquesta. Esa misma tarde, la imagen parte hacia Alfornón por el angosto camino que unía ambas localidades, y más tarde a Albuñol como última parada por el periplo alpujarreño. (3)
(1)      Ideal, 12 de juliode  1951.
(2)      Ideal, 17 de julio de 1951.
(3)      Ideal, 19 de julio de 1951.